RSS Feed
This is a mood message, you can edit this message by editing file message.php, or you can also add here some advertisement.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Los Hermanillos


Hoy después de ver como mis dos hermanos se hacían un colocho por una bronca que solo ellos sabrán, me puse a escribir sobre ellos (todavía sigue el desmadre mientras posteo). Por alguna razón que solo el cosmos puede entender un hermano es una relación amor y odio inexplicable. Como hermano mayor me toco ver la llegada a MI CASA de dos angelitos; El primero mi hermana, cuatro años menor. Recuerdo poco de ese día pero de seguro yo tenia en el corredor de mi casa la fila de carritos uno tras otro en perfecto orden cuando vi pasar a mis tatas con un bulto rosado. Ese día no imaginaba que todo mi mundo se pondría al revés gracias a el demonio de tasmania rosado. Pasar 4 años solo me hizo muy individual así que mi juego favorito era acomodar en una larga fila un montón de carros que me compraba cualquiera que cometía el error de llevarme al Mas x Menos. El juego favorito de mi hermana era desordenar la puta fila de carros. Creo que en realidad el juego de mi hermanilla era chingarme la vida lo mas que pudiera, ahí empieza una cadena de pleitos que voy a listar a manera de manual de torturas. (estas torturas pueden estar un poco pasadas de moda, ya que los angelitos y yo hemos crecido un poquito).
1-Empujón contra ventanal: Ya mas crecidito entre a la nota de los soldaditos que acomodaba unos frente a otro y con una bolita a manera de bola de cañón mataba los soldados. El problema era que la bola era de los jacses de mi hermana; me quiso quitar la bala de cañón se vino la voladera de manazos y directo a la ventana. Las cicatrices me las sigue reclamando al día de hoy.
2- Salsita de tabasco para que sepa mas rico: Ahí si pura maldad, sin que mediara ninguna bronca le dije que esa salsita era sabrosa y al minuto la boca como la de la Bala Gómez. Ja ja ja.
3- La revancha: Un tío muy buena nota nos regalo a mi hermana y a mi unos relojes, el de ella sencillito x que estaba mas chiquitilla, el mío tenia 10 canciones entre ellas: miguelito, miguelito... y la cucaracha toda una sensación en la escuela, un día por olvido lo deje en la casa y como a mi hermana se le rompió el de ella dejo caerle la vagoneta Tonka de puro metal encima al mío y cuando llegue a poner la cucaracha solo sonaba un piiiiiiipiiiiiiiiiiiñiiiiiiiiñiñiñi puro Marito Mortadela.
4- Tenedor en un enchufe: Para terminar tremendo consejo le di a mi hermana, pelos parados y toda la cosa del jalonazo que le metió mi genial idea.
A pesar de todo esto y mas mi hermana sigue vivita y coleando, de mi hermano ocho años menor no hay mucha anécdota por que este si era normalito y no se metía con nadie. Los hermanos son nuestra sangre y a veces hasta la sangre nos sacamos. Para eso son los hermanos.